La Lira de Apolo

miércoles, noviembre 30, 2005

Aire fresco en la terraza de la opera


Vine aqui rebotado de los bajos de la opera, porque no se por que circunstancias la cabeza de Erik estaba mas Erik que nunca esta noche.

Quizas vine buscando aire fresco, huyendo de esa atmosfera densa como crema de guisantes que se respira ahi abajo.

Y ahora reconozco nuevamente el porque de haber instalado este espacio junto a la Lira de Apolo aqui en la azotea de la opera, con la esperanza de que Erik se quede alla abajo y no aparezca tras la estatua.

Lecturas: El Enigma Vivaldi.

Viene de: http://erikg.blogia.com

1 Comments:

At 2:44 p. m., Anonymous Brisa said...

A veces es bueno saber cual de nosotros estamos siendo y disociarnos de los otros yo, pq sino es un lio. Se te ve guapo ahí arriba.

Un fuerte abrazo amigo T.e.

 

Publicar un comentario

<< Home